Historia del Ring por Stewart Hilliard - Dog Sports Magazine Oct 1986

Buceando por internet encontré este artículo de 1986, escrito por Stewart Hilliard, y me pareció muy interesante, así que decidí traducirlo al castellano. 

Os pido disculpas si hay algún error de traducción, podéis encontrar el artículo original en inglés en el siguiente enlace www.angelplace.net/mal/RingSport_Hilliard.pdf

Destailleur & "de Mouscronnais"

Hay un hombre que es el máximo responsable de la evolución del Ring francés tal y como lo conocemos actualmente. Ese hombre es León Destailleur y esto es parte de su historia.

En 1946, Destailleur tenía 26 años. Era un hombre fornido y poderoso con la cara amplia y cuadrada, común entre los campesinos de Bélgica y el norte de Francia. Vivió entonces, y siempre, en Mouscronn, una ciudad en la frontera de Bélgica, en una pequeña casa de piedra, situada en un estrecho callejón, a 30 metros del pequeño río llamado "Ri", que era delimitaba la frontera.

Pasó los años de la guerra escondido de los nazis, que lo hubieran enviado a los batallones de trabajo forzados o al Frente Oriental para luchar contra los rusos junto con otros reclutas belgas. Con el fin de vivir, se escondió durante el día y de dedicó al contrabando de tabaco en la frontera con Francia por la noche. El contrabando se convirtió su actividad natural, al igual que para casi todos los hombres jóvenes criados en Mouscronn o en cualquier otra región fronteriza.

En la era de la depresión, días antes de la guerra, el contrabando se constituyo como una importante industria. Hombres y mujeres jóvenes corrían a través de la frontera cargados de azúcar, mantequilla, cigarrillos y medias de seda. Saltando la zanja donde el Ri se escurría, o hundidos profundamente en las cargas en la parte posterior de los camiones, muchos de ellos se sentaban ocultos en el bosque, silbando suavemente a los perros que se movían de un lado a otro de la frontera llevando paquetes de la luz, mercancías valiosas. Porque en esos lugares los perros de los contrabandistas eran una tradición, y muchos malinois de sangre se ganaron su puesto guardando el salto del Ri.

Con la invasión y ocupación de las Tierras Bajas en mayo de 1940, Wehrmacht, el negocio se estaba mejor que nunca. A pesar de la militarización del campo y la presencia de las tropas nazis, por no mencionar el aumento del riesgo de ser atrapado, las noches en la frontera eran laboriosas.

Destailleur era evidentemente un buen contrabandista, resistió los años de guerra con "Sang froid". Habla de ello ahora mismo, sentado con sus invitados, con las bebidas en la mano, en el inmaculado comedor con vigas de madera de la casa de piedra en la que ha vivido toda su vida.

Él cuenta cómo, al final de la guerra, y con una velocidad asombrosa, la vida normal se reanudo. Los hombres del perro de trabajo de Bélgica y del norte de Francia quitaron la mala hierba que infestaba los campos de entrenamiento, repararon los saltos, y pronto las barras resonaron otra vez con su charla. Los perros que tenían en ese momento para entrenar eran en el mejor de los casos un Motley. Por lo menos el 95 por ciento de sus animales se habían perdido durante la Ocupación, debido al hambre y a la Wehrmacht, que requirió muchos perros para el servicio militar. A ninguno de estos animales se les volvió a ver. La pérdida fue inconmensurable. En muchos casos los esfuerzos de 50 años de crianza selectiva de carácter por hijo, padre y abuelo se perdieron irremediablemente.

Con mucha suerte el joven Destailleur adquirió su primera perra, una perra de carro llamada "Silva", que se convirtió en la base para 30 años de cría de "Malinois de Travail". Su afijo, que más tarde llamó "de Mouscronnais ", fue en su tiempo probablemente el mayor criadero de malinois de trabajo en Europa. Durante 10 años los perros de apellido "du Mouscronnais" dominaron totalmente el Ring y la competición en Francia.

Antes de la llegada de Destailleur, sólo los Pastores Alemanes competían en Ring Francés. Los malinois se mantuvieron y criaron principalmente en Bélgica, aunque también era querido en los Países Bajos. (La fuente de los Malinois era Flandes. Los estrechos lazos de lengua y cultura entre los países flamencos, entre los nativos de Bélgica y los "holandeses", hacían inevitable que se importaran los malinois a los Países Bajos desde sus inicios). Sin embargo, en la Francia de posguerra, "Le Petit Berger Flamand" (el pequeño pastor flamenco, como se le llama) era casi desconocido.

En 1970, menos de 10 años después de que Destailleur comenzara a entrenar a sus perros en Ring Francés y a competir en Francia, y gracias a su Malinois, que había barrido a todos los Pastores alemanes del Ring, con sus espectaculares victorias tempranas con sus perros, hicieron que los franceses se desplazaran hasta el norte para comprar perros de Mouscronnais y pronto se extendió por toda Francia. Casi todas los afijos modernos del Malinois de Trabajo están parcial o totalmente fundados sobre la línea de sangre de Mouscronnais.

Además, Destailleur fue también el mejor director de formación de su tiempo, y desde su pequeña casa de piedra en Bélgica, no sólo sus perros, sino también sus ideas fluyeron hacia el sur. Más Importante que todo lo demás fue un concepto que llegó a redefinir totalmente el Ring francés y lo hacen único. Así sucedió:

En 1946, cuando Destailleur comenzó a participar en Ring en Bélgica, llevaba un pastor alemán que había encontrado en alguno de los clubes de su región al que había asistido para “Mirar y aprender”. Irónicamente, durante muchos años, hasta aproximadamente 1960, él era casi el único hombre en toda Bélgica que se mantuvo entrenado y probando Pastores Alemanes. Él lo dice, "Todos me miraron con desdén, hasta que..", añade con una malvada sonrisa ",empecé a ganar." Su perro "A'Boul" fue en 1954 el Campeón de Flandes Occidental y al mes siguiente Championne du Nord en Francia. Vio un anuncio para el Campeonato de Bélgica que se iba a celebrar cerca de la frontera, y fue a verlo.

En esta prueba sucedió una cosa asombrosa. El juez, M. Franschet, ordenó a los HA que intentaran evitar que los perros mordieran los brazos. Ante esta presión, los perros, como decían los franceses, "abandonaron el ataque!" Muchos, muchos de los perros fallaron y la ira y la consternación que esto causó fueron grandes. Los guías, los grandes instructores que habían ido a ver y los espectadores estaban todos unidos en contra de Franschet. Destailleur, que era un novato en ese momento, no sabía lo que estaba pasando, ¿no era así como siempre se jugaba? Y no, esta era la primera vez que había ocurrido.

El joven Destailleur fue a casa y comenzó a entrenar a sus perros para morder las piernas, imaginando que morder los brazos iba a quedar obsoleto. "Esta idea", como él dice ahora, "nos llevó mucho tiempo, pero fue, en efecto, lo que pasó".

Aunque muchos adiestradores belgas vieron esta señal y, como Destailleur, comenzaron a entrenar a sus perros para morder en las piernas. No fue hasta 1949 cuando comenzaron a verse perros entrar a morder en las piernas y quedarse allí. "Hemos tenido muchos problemas para hacer que los perros muerdan las piernas. Cambiaban a los brazos en la primera oportunidad y el resultado fue muy mediocre". Como resultado de sus años de estudio y observación, Destailleur cree que la mordida en la pierna es un rasgo conductual heredado genéticamente, y que sus Malinois de la posguerra no tenía "atavismo para morder las piernas".

A través de una extenuante selección, esta tendencia se introdujo gradualmente a través de '47, '48 y '49, y en la década de 1950 Destailleur empezó a ver perros que se negaban a aceptar los brazos.

Sin embargo, mientras que la mordida en la pierna cuajo, su posterior idea de un HA que esquivara y que mostrara una verdadera oposición a los perros, no se convirtió en una parte importante del Ring belga. En el Ring belga moderno, muchos perros están entrenados para morder las piernas. Sin embargo, esto no es para ayudarles, en la lucha contra un HA resbaladizo. Es más bien para mostrar su boca.

En el deporte belga el perro es puntuado específicamente en la calidad y la profundidad de su mordida; Un perro que no "muerde hasta las orejas" no puede ganar un campeonato. Por lo tanto, los perros con las bocas débiles o superficiales se entrenan comúnmente para ir a los brazos, donde es más fácil tener una boca llena. Un perro duro y castigador, a menudo se entrenará para morder las piernas con el fin de mostrar en esta superficie difícil, la potencia y la profundidad de su boca.

Con el paso de los años, Destailleur estudió, entrenó, aprendió y crió a sus Malinois. Debido a que era franco y daba su opinión, y también a que era sumamente talentoso, comenzó a tener problemas con los viejos y establecidos formadores de Le Societe Royal Saint-Hubert . En este momento hubo una tremenda sacudida y conflicto dentro de las filas de los hombres del perro de trabajo de St. Hubert. De este conflicto resultó, en 1962, en una secesión y en la formación de una nueva organización de perros de trabajo llamada el "Verbond". Destailleur decidió hacer un movimiento, y un cambio. Comenzó a mirar a Francia, donde la formación le atraía porque los entrenadores y los HA eran más amables con los perros. Logró obtener la afiliación francesa para su club, y el derecho de conductor francés (siempre y cuando el club estuviera en tierra francesa.) Formó un "club de papel" en Wattrelos, a la derecha de la frontera, y ellos celebraron sus pruebas allí, aunque entrenaban en el solar vacío detrás su casa.

Destailleur , al principio, estaba muy decepcionado porque los HA franceses de esa época eran “Carne muy fácil, no corrían ni se movían”, se queja, Simplemente daban el brazo al perro como era costumbre. Destailleur empezó a hablar y, como era de esperar, lo que encontró fue hostilidad: Se encontró con un hombre llamado "Poix", un juez que simpatizaba con sus ideas, y a través de él, Destailleur fué solicitado para actuar como HA en algunos concursos franceses. Él cogió esta oportunidad de empezar a jugar con las esquivas con los perros a los que se enfrentaba. Todavía recuerda con indignación el día que encontró a un perro en un concurso que estaba obsesionado con los brazos, lo que le permitió escapar fácilmente. "Corrí todo el terreno sin ser mordido. Continué hasta que tuve que parar porque me quedé sin aliento. Sólo entonces me mordió”. El asombro de Destailleur viene cuando el juez no aplica a este perro ninguna deducción.

Poix tenía amigos en la revista "La Vie Canine". A instancias de Poix, piden a Destailleur que escribiera una columna y se puso a trabajar en ello como si de un testamento se tratara. Durante un año y medio estudió todos los ejercicios de mordida en Francia, Bélgica y Europa Occidental y vociferamente escribió su opinión. "Esto", dice, "fue el momento crucial. Todos los perros muerden en los brazos excepto en Bélgica. En este momento no teníamos coches, y era difícil de viajar y entrenar. Solamente la gente en el norte de Francia conocía el Ring belga, y que los perros mordían en las piernas en Bélgica ".

En 1965, Destailleur conoce a Andre Noel que estaba "enamorado de todas las cosas nuevas". Noel era enorme, y corria muy rápido, y trataba de no dejar que los perros entraran con facilidad, Destailleur y Noel eran espíritus afines, e inmediatamente se hicieron amigos. Ellos se parecían mucho entre sí, y todavía lo hacen; Hombres anchos, de caras fornidas, excitables, volátiles y entusiastas.

Destailleur había adquirido cierta influencia, y dispuso que Noel oficiara como HA del Championnat du Nord. Cuando llegó Noel pasaron varios días hablando en profundidad y comparando sus puntos de vista. Estaban en total acuerdo. Noel se aseguró de que en mayo el primer día del año siguiente, Destailleur fuera invitado a ir a Sucy a oficiar en un concurso. Sucy era una ciudad cerca de París que cada año era testigo de una gran cita con los mejores y más brillantes entrenadores franceses de la época. El acuerdo costó a Noel un esfuerzo considerable. Solo lo consiguió con gran discusión y el ejerciendo su influencia, se aseguró de que Destailleur fuera uno de los HA para el día. Los resultados fueron catastróficos.

Como Destailleur me dijo, "De 18 perros, sólo dos perros me mordieron por más de un momento. Sólo dos perros de 18 tuvieron éxito contra mí." Se había levantado, no menos grande que Noel, con su "traje", con el palo en la parte delantera y evitó sin esfuerzo las mordeduras en brazos y hombros.

La multitud estaba enojada. Los conductores estaban enojados. El juez estaba enojado. Pero estaban, posiblemente incluso más tristes que enojados. Dijeron de Destailleur que "Él es brutal". Noel lo defendió con voracidad. Argumentó que no podían decir eso, que mientras Destailleur parecía brutal, no lo era. Los espectadores tenían otra objeción. Por supuesto que eso es un hermoso trabajo. “Eres muy inteligente, pero no vale la pena. Ningún perro puede atraparlo. Eso sería el fin del deporte".

Destailleur estaba asombrado de que pudieran ser tan infantiles. Había traído un Malinois con él, y al final del día envió al joven Noel, quien para el beneficio de la multitud, ofició igual que Destailleur. El perro, que en ese momento tenía 1 año de edad, y estaba empezando a mostrarle a Destailleur que sería un tremendo y castigador mordedor, vino ardiendo por el campo. Noel se mantuvo de pie, amenazando con el palo en el frente, sosteniéndolo cierra el barrage, hasta que quedó claro que el animal se estrellaría, y luego intentó una esquiva. En el instante perfecto, se fue a la izquierda, duro, inclinándose y volteando los brazos fuera de alcance. Mientras el perro se deslizaba, patinando y luchando, luchando contra el impulso que amenazaba con llevarlo más allá de Noel, extendió la boca y se apoderó de su pierna. Noel se cayó. Cuando volvió a ponerse en pie, el furioso Malinois todavía temblaba y le mordía, su sonrisa pasó a través de la suciedad en su cara y exclamó a la multitud, "¡Mirad!".

Destailleur todavía se ríe de esa mordida. Jura que Noel estaba más complacido que él aunque hubiese sido derrotado enfrente de una multitud, y por un perro joven.

El perro joven era el gran perro Norton vd Grensstraat que era probablemente un hijo de el inmortal "Flap" (no está seguro de quién ha engendrado la N-litter vd Grennsstraat). A pesar de que él nunca fue visto en concurso, Destailleur todavía dice que era un perro mayor que su Hermano "Nerk", y se convirtió en el padre de Pion du Mouscronnais. Conocido como el perro más duro de todos los tiempos en Francia, y tanto el tío como el abuelo de Quacha du Mouscronnais, Campeón de Francia y el más importante semental de la cría de Destailleur.

Después de Sucy las cosas comenzaron a cambiar muy rápidamente. Los HA franceses empezaron a mostrar más oposición a los perros. Comenzaron a refinar las técnicas, y la selección fue para hombres rápidos y poderosos con gran, gran intensidad de presencia. Para ensamblar cómo enseñar a sus perros para hacer frente a estos nuevos guerreros del Ring, los adiestradores franceses comenzaron a congregarse en el norte para ver y entrenar con Destailleur. Absorbieron y llevaron a casa sus ideas, así como algunos de sus perros. Debido a que los perros pastor alemán habían mostrado una reticencia tan grande a morder las piernas, y los Malinois Destailleur estaban tan ansiosos de hacerlo, y además eran atléticos y rápidos, los perros de Mouscronnais fueron vistos rápidamente por toda Francia. Mientras que los Pastores Alemanes eran mucho más numerosos en clubes y pruebas que el Malinois, los perros más pequeños, más ligeros y más calientes de Mouscronnais pronto dominaron los niveles superiores de competencia. Como Destailleur lo expresa, "No fue una invasión". "Mulot" fue Vice-campeón en 1968, "Pion" fue el tercero en 1970. "Sander" fue campeón en 1973, y "Quacha" fue campeón en 1975. La conquista del Ring Francés por los perros de Destailleur fue total. Por ejemplo, en 1972 en el Championnat en Lochmine, Bretaña, de los 12 perros participantes, cinco eran Mouscronnais, y ninguno terminó por debajo del octavo lugar. Este fue el comienzo del trabajo con el Malinois en Francia, pero Destailleur afirma que tiene poco que ver con la calidad de sus perros; "Los criadores belgas tenían Malinois muy buenos, Malinois en muchos Lugares ". Dice que fue, más bien, un accidente debido a tres cosas: la asombrosa influencia que Destailleur desarrolló, el hecho de que sus malinois eran, por entrenamiento y por herencia, dispuestos y deseosos de morder las piernas, y también por un cambio fortuito de la regla en 1965 en St. Hubert, que permitió a Malinois Belgas recibir por primera vez los documentos blancos de LOSH en lugar de papeles rosados ALSH. Un perro no puede competir en el Ring francés con un pedigrí rosado, y como resultado, ningún entrenador francés tenía ninguna razón para comprar Malinois en Bélgica antes de 1965.

Después de años de juzgar y criar y entrenar, Leon Destailleur se retiró en 1982. pero no antes de una última aventura con un valiente perro llamado Typist du Mouscronnais, quinto en el Championnat De France en 1976.

Vive en silencio en su casa de piedra en Mouscronn. Menos hombres del perro hacen la peregrinación para verlo hoy en día, pero su influencia sigue siendo omnipresente. El cambió irrevocablemente el rostro del deporte del perro de trabajo en Francia. El HA que roba puntos sigue hoy en sus pasos. Y la mayoría de los Malinois que compiten en Ring son descendía de la pequeña perrita castaña, llamada Silva, a la que compró Destailleur entre los ejes de un carro en 1946, cuando la guerra acababa de terminar y los sueños de un joven seguían brillando y brillando.